martes, 17 de abril de 2018

Smith Corona is a US manufacturer of thermal labels, direct thermal labels, and thermal ribbons used in warehouses for primarily barcode labels. Once a large U.S. typewriter and mechanical calculatormanufacturer, it expanded aggressively during the 1960s to become a broad-based industrial conglomerate whose products extended to paints, foods, and paper.

The company originated in 1886, when the Smith Premier Typewriter Company was established by the brothers Lyman Cornelius Smith, Wilbert Smith, Monroe C. Smith and Hurlburt Smith. The typewriter was the first to use a double keyboard, but it was not the first typewriter that typed both upper and lower case characters; that honor belonged to the Remington #2 that was introduced in 1877-78, a decade before the first model of the Smith Premier was placed on the market. .. The advertisements "cunningly boasted" that there was "a key for every character




During 1893, Smith joined with the Union Typewriter Company, a trust in Syracuse which included rival firms Remington, Caligraph, Densmore and Yost.[4]
Not long after, Union took action and blocked the Smith Premier Typewriter Company from using the new front strike design, which allowed typists to see the paper as they typed. As a result, the Smith brothers quit in 1903 and founded L. C. Smith & Bros. Typewriter Company. The new company soon released the "L.C. Smith & Bros. Model No. 2", which was an odd beginning because, a full year later, they released the "L.C. Smith & Bros. Model No. 1." Carl Gabrielson invented both models


Smith Corona  Typewriter 1910




The Underwood Typewriter Company was a manufacturer of typewriters headquartered in New York CityNew York. Underwood produced what is considered the first widely successful, modern typewriter By 1939, Underwood had produced five million machines

From 1874, the Underwood family made typewriter ribbon and carbon paper, and were among a number of firms who produced these goods for Remington. When Remington decided to start producing ribbons themselves, the Underwoods opted to manufacture typewriters.
The original Underwood typewriter was invented by German-American Franz Xaver Wagner, who showed it to entrepreneur John Thomas Underwood. Underwood supported Wagner and bought the company, recognising the importance of the machine. Underwood No. 1 and No. 2s, made between 1896 and 1900, had "Wagner Typewriter Co." printed on the back.
The Underwood No. 5 launched in 1900 has been described as "the first truly modern typewriter". Two million had been sold by the early 1920s, and its sales “were equal in quantity to all of the other firms in the typewriter industry combined”.When the company was in its heyday as the world's largest typewriter manufacturer, its factory at Hartford, Connecticut was turning out typewriters at the rate of one each minute.
Underwood started adding addition and subtraction devices to their typewriters in about 1910.




Woman with an Underwood typewriter, c. 1918

sábado, 27 de agosto de 2016

Loreley
Según cuenta Loreley en sus propios testimonios publicados en 1950
Es en 1914 cuando se embarca en un camino del que no le será fácil regresar
Una serie de necesidades económicas y con un rompimiento frontal en su relación
es que toma la dura decisión de dejar atrás Monterrey para instalar su nueva residencia en Texas, la serie de documento que reposan en nuestro archivo




dan fe de ese transitar que por supuesto trazara una ruta que compartirá con su hijo Federico Cantú Garza 1907-1989 y ella, el solía referirse a ella como mamá o Loreto.

Decía Cantú en una de las ultimas entrevistas que sostendría a partir de la exposición homenaje en el Palacio de las Bellas Artes en 1986:

“Que quede bien claro que jamás recibí ayuda alguna de este o ningún gobierno
fue mi madre quien no solo me impulso ella me ayudo económicamente durante esa larga estancia en Paris que duro una década , a ella le debo todo”




Bajo este testimonio y recordando que Federico Cantú no solo lograría dese 1930 un reconocimiento internacional sino que esta grandeza estaba paralelamente reflejada en la cantidad de dinero que poseía y que le perduro durante décadas puesto que año con año generaba mas arte que se traducía en riqueza , al grado de convertirlo en no solo el hermano presumible sino el hermano proveedor y no podría ser menos lo que haría por su madre a lo largo de todos esos años, por ello es que si a alguien  se le puede colgar la medalla de manutención y cuidado de Loreley desde 1941
es él y solamente él , al grado que a la muerte de Loreley Federico hereda la deuda de la servidumbre y es en su sucesión testamentaria cuando se indemniza a la asistente que también jugaba el rol de sirvienta.











Adolfo Cantú






Textos Adolfo Cantú
Colección Cantú Y de Teresa
Copyright © 1989-2016
FCG Copyright ©
BoArt©
BoPhoto©

CYDT-Arch©

domingo, 21 de agosto de 2016

domingo, 3 de abril de 2016

Diálogos históricos



Diálogos históricos 
Adolfo Cantú & Gerardo Puertas 


1. Magdalena Cantú Garza – hija de Loreley
2. Porfirio Barba Jacob – uno de los mas grandes escritores de la época, amigo y colaborador de la revista alma Femenina y Zig-Zag con  Loreley
3. Federico Cantú Garza – el mas grande artista que ha dado NL – hijo de Loreley
4. Adolfo Cantú Jauregui- en ese entonces esposo de Loreley
5. Adolfo Cantú- bisnieto de Loreley y nieto de Federico Cantú Garza

AC
Los dos datos son muy relevantes primo, primero porque 
La Tía Magdalena(1) fue fundamental para la llegada de  mis padres a Monterrey
Y que padre que tu papá la recordaba, por otra parte 
Hay toda una nube alrededor de la figura de mi bisabuelo , pues papanano apenas y se refiere  a el 

De esa época  de chamaco recuerda mi abuelo ;(3)
Yo conocí a Porfirio Barba Jacob(2) , entonces Main Jiménez o Ricardo Arenales, en Monterrey. Iba acompañando a mi padre y lo hallamos cundo pasamos frente a su casa, en camiseta y con la ventana abierta; escribía en una vieja maquina a la que aporreaba : como se había metido con cruda rudeza en la política estatal  , mi padre 
Le dijo:(4)
-Cuídese poeta, con la ventana abierta es blanco fácil y lo pueden venadear.
Pero el poeta negó con firmeza y expreso señalando hacia los muslos:
- Aquí, con este compañero los recibo, los bien recibo…
Se trataba de un fusil o carabina servida con esmero.
Porque de todos es conocido que Barba Jacob era bravo, capaz de sacar cuchillo o navaja colombiana; puñal de esos que se esconden  a la sombra de las calles serradas y nocturnas de Bogotá. Y se cuentan anécdotas de frustrados intentos de extorción .
GP
Sí. Por aquellos años pasó por y residió un tiempo en Monterrey Porfirio Barba Jacob o Ricardo Arenales.

El 31 de enero de 1919, a iniciativa de un grupo de personas que deseaban apoyar a un candidato de oposición a la alcaldía entre los que estaban don Abiel Treviño y don Prisciliano Elizondo, se funda EL PORVENIR, imprimiéndose en los talleres gráficos que eran propiedad de don Jesús Cantú Leal.   

Barba Jacob fue el primer director del periódico y mi abuelo Federico Gómez el primer jefe de redacción.

A tres meses de la fundación del periódico, los señores que eran sus propietarios pierden interés en él pues no funcionó su idea de apoyar al candidato.
Pagan la deuda de la imprenta a don Jesús, entregándole el papel que habían comprado y el nombre del periódico. Barba Jacob deja la dirección.

El Sr. Cantú Leal se convierte en propietario del periódico y designa a mi abuelo Federico como director y a don Eduardo Martínez Célis como jefe de redacción.

Don Jesús sigue siendo propietario del periódico hasta su muerte y mi abuelo Federico es director de EL PORVENIR desde 1919 hasta 1949.

Miembros de la familia Cantú Escalante (nietos de don Jesús) continúan siendo dueños, hasta la fecha, del periódico.

Y, te cuento algo más como simple curiosidad. En la Plaza Zaragoza había bancas "informalmente reservadas" para los tertulianos de cada semana. El Dr. Adolfo Cantú Jáuregui (tu bisabuelo y tocayo) y mi bisabuelo Lic. Eugenio F. Castillón, abogado e historiador, acostumbraban departir en la misma banca.



(5)Adolfo Cantú
Colección de Arte Cantú Y de Teresa

lunes, 19 de octubre de 2015